Benidorm mantiene en invierno la posidonia en las playas para evitar la erosión

posidoniaLas algas sirven de barrera natural para evitar la merma de arena por el oleaje o los temporales. Por ese motivo el Ayuntamiento de Benidorm, como ya ha realizado en alguna otra ocasión y en base a informes medioambientales, mantendrá en inviertno los restos de posidonia para evitar la erosión y la pérdida de arena por oleaje y temporales.

Así lo ha dado a conocer el regidor de Playas, Lorenzo Martínez, quien ha recordado que la presencia de este tipo de alga es además un signo de calidad de las aguas. “Se trata de una barrera natural contra la erosión”, y de ahí la idoneidad según los especialistas de mantenerla en las costas en el momento del año “en el que desciende la afluencia de turistas y bañistas”, y en el que “más riesgos tenemos de que desaparezca arena por los temporales”, ha declarado.

Aún así, dada la especial afluencia de turistas que acogen las playas de Benidorm incluso en temporada invernal, en el momento en que se acumule gran cantidad se retirarán y llevarán a un secadero.

En este secadero se depositan las algas húmedas extraídas por la concesionaria de las playas, RA Benidorm, para que expulsen el agua y toda la arena que han absorbido y que hace que su peso se multiplique. Una vez que el alga está seca la arena se recupera y vuelve a depositarse en la playa, mientras que empresas especializadas recogen el resto vegetal para destinarlo a uso agrícola.

La cantidad de algas que cada año llegan a la costa depende de los temporales. Así, en 2012 se retiraron 333 toneladas, mientras que en 2013 se llegó a las 1.000.