Votaciones durante el pleno de ayer. El Mirador

Compromís reprocha a los grupos no apoyar su moción para depurar responsabilidades sobre el mercadillo

En el pleno de julio, el concejal de Compromís y portavoz de Compromís Los Verdes, Josep Bigorra, presentó una enmienda al respecto de la moción sobre la declaración de la lesividad del nuevo mercadillo para dirimir las posibles responsabilidades políticas o administrativas de la tramitación de todos los permisos y licencias sobre su implantación en Benidorm, así como para decidir las posibles sanciones que se hayan derivado de las correspondientes responsabilidades. Los votos de la mayoría del Pleno impidieron la incorporación de esta enmienda y por tanto que se pidieran responsables de la mala gestión realizada.

Concretamente, sólo Liberales, CBM y el no adscrito votaron a favor de la enmienda, mientras que PSOE y C ‘s se abstuvieron y el PP se posicionó en contra. Bigorra mostró su sorpresa y decepción porque a su juicio “lamentablemente en este Ayuntamiento, los errores siguen sin tener responsables, especialmente aquellos que tendrán repercusión económica sobre los bolsillos de todos los benidormenses y Benidorm, como es el caso”.

El portavoz se refería así a que, de acuerdo con el informe de la Universidad de Alicante en el que se basaba la propuesta del gobierno local para declarar la lesividad de las licencias otorgadas por el Ayuntamiento a la empresa que quiere implantar el ‘mercadillo’, se han dado permisos sin cumplir la ley que dice que tenía que haber dado audiencia a los comerciantes de la ciudad; se ha obtenido una autorización de Conselleria que no es exactamente la que corresponde de acuerdo la ley para este tipo de negocios; la propia Conselleria en 2014 dio un permiso de acuerdo con un plan de movilidad que luego fue modificado y del que Conselleria no tuvo conocimiento, y por último, el informe también señala que la última licencia ambiental, otorgada este año por gobierno del PP porque los técnicos emitieron informes favorables a que se diera, tampoco se podía haber dado de acuerdo con la legalidad.

“En resumen, aquí se han hecho cosas a nivel político y técnico obviando lo que dice la ley, según la Universidad de Alicante, y por eso ahora el Ayuntamiento quiere iniciar un contencioso contra sí mismo. En base a esto, nosotros hemos querido que se depuren responsabilidades y por este motivo habíamos presentado la enmienda que desgraciadamente no se ha aprobado. En resumen, una situación kafkiana: el Ayuntamiento se lleva a sí misma en los tribunales por errores que ha cometido, pero cuando pedimos que se asuman los errores y que paguen los responsables, prefieren mirar hacia otro lado”, ha criticado Bigorra.

Ante estos hechos y ante “la actitud constante de muchos grupos municipales por no sancionar a los errores políticos y técnicos del Ayuntamiento” según el portavoz, el grupo municipal se abstuvo como señal de protesta, a pesar de estar de acuerdo, de la decisión de declarar la lesividad de las licencias dadas.