Diciembre insostenible

Llega Diciembre y con él la Navidad, época de cenas y comidas de empresas, compra de regalos, reuniones familiares (algunas incomodas), y esta vez, hasta con el frío, que todavía no había hecho acto de presencia en Benidorm, y que tenia al comercio de la ciudad muy desesperado. Pero la crisis, no entiende de Navidad y sigue marcando nuestra vida rutinaria, sobre todo a los más desfavorecidos como parados o mileuristas, que en este momento no hace más que agudizar su situación precaria. La esperanza sólo estaba depositada en la chistera de ZP, que con la ley de economía sostenible (suena bien, ¿verdad?), parecía que llegaría ese “Milagro Bíblico” que convertiría a los parados en trabajadores productivos. Pero la verdad, tras escuchar y analizar a los expertos en economía, parece del todo insuficiente para solucionar los problemas estructurales de este pais. La chistera se está vaciando y cada vez somos más los que pensamos que el gobierno tiene las ideas agotadas y no hace otra cosa que poner parche sobre parche actuando de una forma improvisada, rozando la irresponsabilidad ante unos ciudadanos decepcionados, que cada día creen menos en este gobierno socialista.

Pero a mí, lo que me llama la atención y me preocupa es, que en esta batería de medidas, muchas de ellas demagógicas, ZP se vuelve a olvidar de la industria más importante que tiene este país en este momento: El Turismo. Ni una sola medida especifica para un sector que representa el 10% del PIB, que apenas recibe ayudas y que sigue luchando por mantener el empleo en España, al contrario; que otros sectores como el del automóvil, que recibe ayudas millonarias para al final terminar con continuos ERES, que dejan a miles de trabajadores en las colas del paro. Al turismo en España se le debe proteger, apoyar; y Benidorm, como capital turística por excelencia, debe recibir las ayudas necesarias para seguir creciendo y contribuyendo a la riqueza de este país como ha hecho hasta ahora. Hemos estado demasiado callados, pero la sociedad y el empresariado de Benidorm debe reivindicar lo que nos corresponde por justicia, al igual que lo hacen los catalanes, (sin entrar si tienen o no razón), pero ellos lo reciben por la vía del chantaje político, manteniendo a ZP en su comunidad a un precio altísimo que pagamos todos los españoles.

Según Gregory Manskina: uno de los 10 principios de la economía, concretamente el octavo dice así: “el nivel de vida de un país depende de su capacidad para producir bienes y servicios. Es decir, de la productividad, que es la cantidad de bienes y servicios por cada hora de trabajo”.

Está claro que cada día se producen menos bienes en España, pero los servicios son la base de nuestra economía productiva y el estado tiene la obligación de ayudar al sector más “productivo” en este momento, y ello ayudará a paliar, esta larga crisis económica.