Benidorm_Flamingo

El Ayuntamiento limpia la parcela del antiguo Flamingo Arena

Benidorm_Flamingo

Operarios de los servicios técnicos municipales y de la concesionaria de la limpieza, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), limpian desde esta mañana la parcela del antiguo apartahotel Flamingo Arena por motivos de salubridad. Hasta el lugar se han desplazado varias unidades de la Policía Local y Nacional, y los concejales de Urbanismo y Limpieza Viaria, Lourdes Caselles y José Ramón González de Zárate.

La edil de Urbanismo ha relatado que este apartahotel, que lleva años abandonado y ahora también ocupado ilegalmente, “se había convertido en un problema importante de higiene pública, puesto que la zona de jardines y piscina se ha transformado en un auténtico vertedero”. La proliferación de basuras “estaba causando graves perjuicios y olores a los edificios y establecimientos hoteleros colindantes”, lo que llevó al Ayuntamiento a iniciar varios expedientes desde 2013 para solucionar esta situación, el último en 2015.

Ante la falta de actuación de los propietarios, el Ayuntamiento dictó una resolución el pasado 3 de mayo –en la misma línea de anteriores- acordando la ejecución subsidiaria de diferentes actuaciones. Concretamente: la clausura de la piscina, el desbroce y limpieza de la parcela, la reparación del vallado perimetral, la fumigación del edificio, la demolición de la escalera de la planta baja y de la primera planta para anular los accesos a los pisos superiores y el tabicado de puertas, ventanas y huecos exteriores.

Caselles ha explicado que “hoy hemos podido intervenir porque una de las propietarias ha dado su conformidad a que hagamos estas actuaciones”, si bien únicamente se ha procedido “a realizar aquellas que podemos ejecutar por motivos de salubridad y que no requieren el acceso al interior del inmueble como son la limpieza y desbroce, así como el vaciado del agua que hay en la piscina para evitar que se convierta en un foco de cría de mosquito tigre”.

La responsable de Urbanismo ha aclarado que se está a la espera de la orden judicial que permita acceder al edificio, desalojar a sus ocupantes y realizar el resto de actuaciones pendientes.

El coste de las tareas de desbroce, limpieza y vaciado de la piscina que se están realizando deberán asumirlo los propietarios.