pleno

El gobierno local quiere destinar a obras el presupuesto de los contenedores soterrados del casco antiguo

El gobierno local va a proponer en el próximo pleno una modificación presupuestaria para destinar 50.000 euros a seis obras de rehabilitación en el casco antiguo en lugar de a la retirada de los contenedores soterrados de la Plaza de la Constitución, desaconsejada por los técnicos municipales.

El concejal de Escena Urbana y Limpieza Viaria, José Ramón González de Zárate, ha recordado que la retirada de estos soterrados se incluyó en el presupuesto municipal a través de una enmienda del grupo Liberales de Benidorm (LiBE). Desde la aprobación definitiva del presupuesto, los técnicos han valorado esta actuación mientras desde la Concejalía de Limpieza Viaria “se han mantenido reuniones con los vecinos, bares restaurantes, hoteles y comercios de la zona” y se han adoptado una serie de medidas para minimizar al máximo los problemas que se producían por el mal uso de estos contenedores.

Entre las medidas adoptadas, se han limitado los horarios permitidos para el depósito de residuos en estos soterrados con el objetivo de evitar acumulaciones y ruidos; se han ampliado los turnos de recogida; y se ha instado a los establecimientos obligados a tener contenedores propios a que los adquieran. De Zárate ha explicado que “se han realizado inspecciones diarias para comprobar el cumplimiento de estas medidas” y “hemos conseguido que prácticamente ya no haya volumen de basura fuera de los contenedores”, reduciendo la suciedad, los olores y los ruidos.

Con estos resultados y con los informes que desaconsejan la retirada de los soterrados, “hemos querido que esos 50.000 euros se queden en el barrio” y se destinen a “mejorar algunos puntos del casco antiguo”.

Concretamente, el Plan Rehabilitación Casco Antiguo 2016 propone: la sustitución del firme de la calzada de la Plaza de la Constitución; la reparación del pavimento de adoquines del cruce de Cuatro Esquinas con las calles Santa Faz y Alicante; la pavimentación de la calle Carmela Martínez; adecuación de la acera de la Plaza de la Constitución a la normativa de accesibilidad; construcción de una rampa en la Plaza de la Señoría para garantizar el acceso a personas con problemas de movilidad; y saneamiento de los adoquines deteriorados desde la confluencia del Paseo de la Carretera y El Castillo.

 

El concejal ha recordado que los informes de los técnicos de Medio Ambiente y Limpieza Viaria desaconsejan suprimir los soterrados de la Plaza de la Constitución por varias razones. La primera, porque se produciría un retroceso importante en los volúmenes de reciclaje, sobre todo en el vidrio. La segunda, porque se generaría en la misma plaza una barrera de contenedores en superficie que podría superar la veintena –buena parte de ellos estáticos-. Y por último, porque volverían a aparecer bolsas de basura en las puertas de las casas.