EL MINISTRO DE JUSTICIA CONCEDE LA REPARACIÓN MORAL AL EX ALCALDE JAIME FERRER NOMDEDEU

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha concedido la declaración de reparación y reconocimiento personal al ex alcalde socialista de Benidorm, Jaime Ferrer Nomdedeu. Según el escrito firmado por el ministro, habiendo quedado acreditado que Jaime Ferrer Nomdedeu “padeció persecución y prisión por razones políticas e ideológicas en las cárceles de Denia y alicante durante el periodo 1939-1940, siendo injustamente condenado por el ilegítimo Juzgado militar nº 1 de Alicante”, se le reconoce al ex primer edil la reparación moral, en virtud de la Ley de la Memoria Histórica, aprobada por el Congreso el 26 de diciembre de 2007. Por su parte, la subsecretaria de Justicia, Purificación Morandeira afirma a su vez que “hemos acogido con especial sensibilidad los datos que nos ha confiado con la finalidad de poder rescatar del olvido y reparar, en lo posible, la condena y sanción que padeció injustamente por razones políticas o ideológicas”.

Jaime Ferrer fue uno de los protagonistas de la salvación de la talla de la Virgen del Sufragio, junto con Ramón Rodríguez y Emilio Ruzafa, una iniciativa en zona roja que, si hubiese sido descubierta, hubiera puesto su integridad física en peligro. El ex primer edil fue el presidente de la Corporación local desde el 14 de julio de 1936, cuatro días antes del estallido de la guerra civil, hasta el 25 de enero de 1937. La renuncia del anterior alcalde, José Miñana, provocó que Jaime Ferrer tomara posesión de la alcaldía al ser el primer teniente de alcalde. Durante esos seis meses de mandato, Jaime Ferrer evitó que las acciones imprevisibles de sectores radicales azotaran el municipio, preservándolo de la violencia incontrolada. En su haber queda la puesta en marcha de varias unidades escolares públicas, dos de ellas en la barriada de la Foia Manera, así como la incautación del manantial denominado Carreres con el fin de poder suministrar agua con garantía de pureza a los vecinos.