pleno_benidorm

El pleno aprueba presentar alegaciones al trazado del Tren de la Costa y pedir el apeadero del TRAM en la estación de autobuses

El pleno ordinario del mes de julio de Benidorm aprobó ayer por unanimidad formular alegaciones al ‘Estudio Informativo de la Línea Ferroviaria Valencia-Alicante (Tren de la Costa)’ que concluye que “ninguna de las cuatro fases de esta infraestructura ferroviaria se considera rentable, desde la perspectiva financiera y socioeconómica”, según expuso el primer edil, Toni Pérez.

La propuesta de Alcaldía se justificaba en el “error de cálculo a la hora de evaluar la demanda, tanto del conjunto del eje ferroviario como de la conexión entre Alicante y Benidorm”, que explicaría que se “señale que el Tren de la Costa no es rentable” y que “relegue a una tercera fase” el enlace entre Benidorm y Alicante, por detrás de la conexión Gandía-Oliva y Oliva-Denia.

La moción aprobada faculta también al alcalde que realice las gestiones para contratar una asistencia técnica para elaborar esas alegaciones, que también incidirán en las soluciones de trazado propuestas por el Ministerio para el Tren de la Costa a su paso por término municipal.

También el Pleno votó por unanimidad la propuesta de Ciudadanos (C’s) para instar a la Conselleria a retomar la estación proyectada del TRAM en las inmediaciones de la estación de autobuses, o en su defecto, adecuar al menos un andén para poder conectar la estación y todas las infraestructuras ubicadas en el salto del Agua de Benidorm, como son los juzgados, el Palau o la futura comisaria, a la red tranviaria que enlaza mediante transporte público con el resto de la comarca.