El PSOE pide que el Ayuntamiento quite el amianto de un colegio de Benidorm y C’s exige que lo pague la Conselleria

20160514_amianto

Cinco meses después de que Ciudadanos (C’s) denunciara el estado del techo fabricado con amianto de instalaciones del colegio Vasco Núñez de Balboa, el PSOE local ha anunciado que llevará al pleno de mayo una moción para que  el Ayuntamiento se haga cargo de retirar estos materiales ante la desidia al respecto de la Generalitat. También piden que se retiren los materiales con amianto presentes tanto en el centro como en el almacén municipal.

Los socialistas proponen esto para que los trabajos estén listos para septiembre, tras conocer que se ha clausurado el gimnasio del centro. Según el portavoz del PSOE, Rubén Martínez ante “la falta de concreción de Consellería para iniciar las obras”, el Ayuntamiento debe asumir los trabajos. Martínez, en un comunicado, reclamó el apoyo a la moción del resto de grupos.

El voto de uno de ellos, Ciudadanos (C’s), lo tendrán condicionado si incluyen una enmienda para que sea la Generalitat quien pague la obra, aunque la haga el Ayuntamiento. Según el portavoz de C’s, Rafa Gasent, el subdirector territorial de Educación, el socialista Toni Vaquer, ha confirmado “que es Conselleria a quien compete hacer este tipo de obra estructural” y que además “dispone de 300.000 euros asignados para ejecutar los trabajos”, aunque se excusa en que tarda mucho la licitación para hacerla este verano. Por ello, C’s exige al PSOE que garantice que el Consell subvencionará los 300.000 euros de la obra para que la pueda hacer el Consistorio, o de lo contrario, que digan qué proyecto del presupuesto municipal eliminarán para pagar esta actuación, “y expliquen por qué quieren ahorrar ese dinero a la administración autonómica que ahora gobiernan”.

Cabe recordar que para este tipo de trabajos tanto el Consell como el Ayuntamiento tendrían que sacar a licitación la obra debido a que sólo pueden ejecutarla empresas que posean un certificado especial expedido por el Ministerio al efecto, es decir, que no podrían asumirla los servicios municipales.

Las superficies de amianto son especialmente peligrosas cuando presentan fisuras o desprendimientos como viene ocurriendo, desde hace años, en el techo del colegio de Benidorm.