Hasta donde es posible prevenir la delincuencia

La Subdelegación de Gobierno afirma que la delincuencia en Benidorm baja cada año, pero siguen produciéndose sustos.
Es necesario saber qué hacer para prevenir la agresión.

Raquel López
Suelen ser hechos aislados, excepcionales, pero no por ello menos graves. Hacen saltar las alarmas por el temor que produce el saber que alguien puede asaltar la vivienda de uno consigo dentro. A mediados de noviembre se produjo el último caso. Entraron en la casa de un empresario, en el Rincón, para asaltarle. Los encontró al volver con su mujer de las fiestas. Tenían retenido a su hijo. Hace algo más de un año entraron en el domicilio de otro empresario, en Coblanca. Le amordazaron con su familia. Según fuentes policiales, estos incidentes no tienen nada que ver con la oleada de robos de bandas de países del Este de hace años, pues “Benidorm es una plaza difícil», que cada año refuerza su vigilancia.

Estas fuentes aseguran que “Policía Nacional y Guardia Civil con sus unidades especializadas en Delincuencia Organizada, y la colaboración del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Policías Autonómicas y Policías Locales, trabajan cada día para que España sea uno de los países más seguros de la Unión Europea, con una cifra de 45,1 delitos por cada mil habitantes, muy inferior a la media europea de 70,4 delitos por cada mil habitantes”. En Benidorm la cifra baja aún más y “desde hace más de cinco años el índice baja anualmente”, según informaron las mismas fuentes, que destacaron también la creación, en el ámbito local, de la unidad “GRP”. Un grupo de respuesta y prevención integrado por 12 agentes que opera y vigila por distintas zonas según aumente la delincuencia o se sospeche de actividades que puedan requerir mayor control.
Aun así podemos seguir siendo víctimas. Muchos delincuentes salen en libertad igual al poco de ser capturados y lo único que podemos hacer es prevenir su acción.
Entre las medidas de prevención destacan las “pasivas”, que pasan por proteger el hogar con puerta blindada o acorazada con cerrojos interiores, rejas, persianas de seguridad autoblocantes, sistema de alarma conectado por cable oculto, radio o vía gsm, videograbación y detectores volumétricos con alta inmunidad a interferencias electromagnéticas (hoy día hay empresas de Seguridad que ofrecen esos servicios a precios competitivos), conectar la alarma cada vez que se sale de casa y por la noche al dormir, discriminando las zonas de paso de las zonas de entrada, e incluso es interesante contratar algún tipo de seguro con cobertura contra robos ampliado”.
Entre las medidas “activas”, destacan las de siempre, que muchas veces no se toman. Entre ellas la primera es la que da la “vecindad”, es decir, “estar atentos a nuevos vehículos o personas que merodeen por la zona, que puedan estar vigilando nuestra casa o la del vecino, y avisar a la policía”. Fuentes policiales aseguran que el contacto entre los vecinos es fundamental, así como “no abrir la puerta a desconocidos ni a servicios técnicos que no hayan sido requeridos por los titulares de la vivienda” (y tener copia del DNI y saber el domicilio del técnico que vaya a realizar algún servicio externo contratado), no facilitar datos personales por ningún medio (teléfono o internet son una ventana al mundo y algunos delincuentes lo utilizan para conseguir información, como son las redes sociales tipo facebook, Tuenti ya que pueden ser objeto de usurpación de personalidades y a través de los más jóvenes de la casa llegar a tener información personal y familiar), nunca facilitar cuantas personas viven en la casa, cuando están, si se van de vacaciones o de si en algún momento los menores están solos, etc.
Y tener en cuenta que en la mayoría de los casos, los robos que se producen en casas habitadas no son escogidos al azar si no que los delincuentes eligen a sus víctimas, por lo que es aconsejable no seguir siempre los mismos itinerarios, desconfiar de desconocidos, anotar las matriculas de los vehículos sospechosos que merodeen por el domicilio o de aquellos que se encuentren estacionados en las inmediaciones con personas en su interior, etc.