Historia de Una foto (IV).- En este número: César

Más que la historia de una foto en esta ocasión este espacio recoge la historia de su fotógrafo, César, fallecido el 4 de julio de 2004. Dicen que “había veces que parecía que los actos no empezaban en Benidorm hasta que llegaba él”, que daba gusto verle trabajar, “hasta con tres cámaras para distintos medios”, y que ya no hay fotógrafos como él.

Y lo cierto es que siempre estuvo ahí hasta que su salud se lo impidió. Como dice su hijo, “tras fallecer mi madre decía que si no estaba en contacto con la gente él moriría también”. Quizá por ello, aunque llegó como un “foraster” terminó siendo considerado como un hijo del pueblo.

Llegó a principios de los 70 de Madrid, y aunque su profesión era delineante proyectista, siempre le interesó la fotografía. Por ello al poco de llegar empezó a trabajar como fotógrafo para diferentes medios: Ciudad, Interviú, Hola, Canfali, Agencia Efe, etc.

Gracias a su lealtad a las fiestas populares de Benidorm éstas siguen hoy inmortalizadas en miles de fotografías. En esta, una de tantas, de tantos mayorales que pasaron frente a él.