La autobiografía epistolar del poeta Arthur Rimbaud

La nueva editorial Barril y Barral edita las cartas completas del inmortal autor francés

Poeta que murió joven, con 18 años, y hombre que también falleció joven, con 37 años en Marsella, Arthur Rimbaud entró no sólo en el parnaso literario, sino también en la categoría de mito y leyenda. Barril y Barral, nueva editorial independiente con sede en Barcelona y en busca de su hueco en un mercado saturado como el del libro, ha elegido como tarjeta de presentación la edición de las cartas completas por Rimbaud bajo el título “Prometo ser bueno”. El volumen recoge las cartas escritas entre 1870 y 1891 ordenadas cronológicamente, excluyendo los poemas que solía adjuntar en ellas, en lo que es una autobiografía epistolar.

Uno de los detalles valiosos del libro es la inclusión de un dossier sobre el incidente de Bruselas entre Paul Verlaine y Rimbaud, que incluye declaraciones de ambos ante las autoridades, como es el caso de la de Rimbaud exculpando a Verlaine. Ambos mantenían por entonces una atormentada relación, a pesar de que Verlaine estaba casado, y el hecho de que Verlaine le amenazará con un revólver para que no le abandonase provocó el efecto contrario, la marcha precipitada de Rimbaud con dinero prestado por la madre de Verlaine.

Las primeras cartas de Rimbaud hablan de lecturas, libros, poemas (“¡Ni un solo libro nuevo!” llega a escribir) y viajes de este hombre de las suelas de viento como le llamara Verlaine. La última carta de Rimbaud ajusta cuentas económicas ante un mal negocio. La sífilis impidió que pudiera urdir más.