La moción para colocar a la Virgen en el salón de plenos de Benidorm divide al grupo Compromís-Los Verdes

virgen

La presentación por parte del grupo Compromís-Los Verdes de una moción al próximo pleno de Benidorm para colocar a la Virgen del Sufragio en el salón de plenos, mientras Compromís está realizando una campaña para eliminar las imágenes religiosas del resto de ayuntamientos de la Comunidad Valenciana, ha generado la primera división de esta coalición.

Así se hace patente a tenor del comunicado remitido hoy a los medios de comunicación por el portavoz de Compromís por Benidorm, Pere Beneyto, en el que lamentan “que esta moción, que no forma parte del programa pactado por ambos partidos de la coalición, no haya sido consensuada previamente a su presentación”.

Además, destaca que siendo “dos partidos diferentes en una misma coalición”, hasta ahora habían “estado de acuerdo con el 99% de las propuestas y acciones”, sin embargo, en este caso expresan su “discrepancia” ante la moción de que por primera vez la sala consistorial del Ayuntamiento de Benidorm incorpore la citada imagen religiosa. Así, Beneyto afirma que, “desde el respeto a la pluralidad de opinión de la coalición de Compromís con ‘Los Verdes'”, “consideramos que, para honrar a la Virgen, si es como patrona, nada mejor para hacerlo que el lugar que ocupa en la iglesia de Sant Jaume; si es como alcaldesa perpetua, nada mejor para hacerlo que en la sala de alcaldía junto con los ilustres alcaldes que ha tenido Benidorm a lo largo de la historia, como ya sucede”.