La oferta más completa del destino más importante de España

Con siete kilómetros de espléndidas playas de fina arena recogidas entre bahías que amansan el mar y un microclima insuperable de 15º de media en invierno y 26º en verano y una humedad que el Mediterráneo regula con su fresca brisa en verano y su calidez en invierno, rodeado de sierras agrestes que corona el imponente Puig Campana al norte y remata su emblemático islote al sur, Benidorm se ofrece para todos los públicos: para los jóvenes, para las familias, para los retirados del estrés cotidiano, para los mayores, para los niños.

La oferta deportiva más divertida

Pero Benidorm no es solamente sol y playa, es una ciudad concebida con una arquitectura singular y hoy elogiada desde diferentes sectores, que ha sabido integrar culturas diferentes tanto en su modo de vivir como de divertirse, y la han convertido en una de las ciudades turísticas más importantes del mundo.

Benidorm es para todos, desde el que prefiere pasear tranquilamente por sus paseos marítimos o por su casco viejo, hasta el que elige las rutas de Sierra Helada para practicar senderismo. Pero también existen emplazamientos para la práctica del tenis, squash, karting, cable ski, equitación, bowling, golf, ciclismo tanto en ruta como montaña y toda clase de deportes náuticos, desde el buceo hasta la vela.

Por el día y por la noche. En verano y en invierno

Pocas ciudades pueden exhibir una oferta de ocio como Benidorm. Si sus cuatro parques temáticos son la mejor carta de presentación para disfrutar por el día, la noche de Benidorm, no necesita de presentación alguna, pues sus innumerables discotecas, pubs, salas de fiestas, la animación en los hoteles, el casino, etc han sido desde siempre santo y seña de nuestra ciudad a nivel internacional.

Y mucho más

La planta hotelera de Benidorm es la segunda más importante de Europa, sólo superada por París y seguida de cerca por Madrid. Los más de ciento treinta hoteles de la villa ofrecen una capacidad que supera las 40000 camas. La apuesta por la calidad de alojamiento, refrendada desde hace años por la aplicación de planes de calidad en buena parte de la planta hotelera para mejorar aspectos tan importantes como la seguridad, la atención al cliente, los parámetros higiénico sanitarios y el respeto al medio ambiente.

La gastronomía es otro de los aspectos en los que Benidorm destaca con innumerables restaurantes, donde se puede degustar desde la alta cocina internacional hasta las tapas, pasando por la cocina mediterránea.

Los amantes de la práctica del “shopping” tienen en Benidorm una cita dada la extensa variedad de comercios que jalonan las concurridas calles de Benidorm.

Tampoco conviene olvidar a aquellos que buscan en Benidorm un punto de partida para conocer los pueblos del interior, el paisaje mediterráneo o la montaña, como Altea o Guadalest o desplazarse a Valencia o Alicante.

Las apuestas de futuro

Su liderazgo en el sector turístico convierte a Benidorm en el motor de nuevas iniciativas y prueba de ello son la mejora de sus infraestructuras (peatonalización del centro, el Paseo de Poniente, el Invatur, El Palacio de Congresos, etc) y la apuesta por el turismo de congresos y de golf, que sin duda marcarán nuevas rutas en la conformación del turismo del futuro.