Movilidad limitará la velocidad con reductores en las avenidas Estocolmo, Malta y Tony Leblanc

La Concejalía de Movilidad ha comenzado las obras para instalar reductores de velocidad asfálticos en las avenidas de Estocolmo, Malta y Tony Leblanc de cara a mejorar la seguridad vial en la Subzona C del Rincón de Loix.

Según ha informado el edil del área, José Ramón González de Zárate, se instalarán 17 reductores en estas vías, que obligarán a los conductores a circular a menor velocidad de lo que lo hacen actualmente y que se suman a los 12 previstos inicialmente en las obras de seguridad vial en las calles Moscú y Rumanía, y en las avenidas Montecarlo y Estocolmo –dos-.

Así, en Estocolmo se van a instalar en total 13 reductores asfálticos, tanto en los tramos centrales de la avenida como en los puntos más próximos a las intersecciones con otras calles. En la calle del Actor Tony Leblanc se colocarán tres; dos en la avenida de Malta; y cuatro en la avenida Moscú. Mientras, a la avenida Montecarlo le corresponden los cuatro previstos en el proyecto de seguridad vial; y en la calle Rumanía se instalarán tres reductores.

En principio, la colocación de todos los reductores se hará “en la parte final de las obras de seguridad vial”, que en estos momentos se centran en la creación de orejetas en las intersecciones de la calle Rumanía con las avenidas de Estocolmo y Montecarlo. Posteriormente se actuará también en las intersecciones de ambas avenidas con la calle Moscú. La función de las orejetas es ampliar el tamaño de las aceras posibilitando que los peatones ganen visibilidad, y estrechar la calzada en el tramo más cercano a estas intersecciones, obligando a los conductores a circular más despacio justo antes de llegar a estos cruces.

Las obras de mejora de la seguridad vial, cuyo diseño recoge las sugerencias realizadas desde el grupo municipal Ciudadanos (C’s), tienen un plazo total de ejecución de un mes y medio y un presupuesto de 97.000 euros