Primer pleno con participación ciudadana – Los vecinos toman el pleno

Desde el último pleno ordinario, los vecinos de Benidorm pueden participar en las sesiones ordinarias de cada mes tal como establece el reglamento de Participación Ciudadana aprobado recientemente. La eficacia de tal medida sólo podrá calibrarse a medio plazo, pero el hecho de que sea realidad constituye un avance en las relaciones con la Administración local. Gobierno, oposición y resto de ciudadanos podrán tener línea directa con los problemas de sus vecinos, aquellos que seguramente recurran a esta vía al no haber encontrado respuesta con los otros cauces (escritos, reuniones con los departamentos municipales, etc.). También podrán presentar propuestas, y no sólo quejas, aunque no podrán hacerlo cuando quieran. Hay normas que acotan su participación en tiempo y en contenido.

¿Cómo hablar en un pleno?
Las claves están colgadas en la página web municipal, donde habrá de estar el contenido de los puntos que irán a la sesión mensual. Hay dos fórmulas: hablar sobre un punto en concreto del orden del día, o sobre un asunto de interés municipal.
En el primer caso los ciudadanos han de solicitarlo por escrito a la Alcaldía pasando por Registro mínimo dos días hábiles antes del pleno, y ser autorizados a ello. En tal caso, tendrán 10 minutos para su intervención, pudiendo ser contestado, y teniendo derecho a réplica.
En el caso de que se quiera participar para mostrar su punto de vista sobre un asunto de interés municipal, deberá realizar los mismos trámites y la Alcaldía determinará el número de preguntas que podrá y su duración (podrá denegarse la participación cuando el tema no figure en el orden del día o incluso si se ha presentado en otro pleno, por otro particular seis meses antes, tres si lo ha presentado una asociación).
En ambos casos, los vecinos sólo podrán intervenir una vez hayan terminado de hacerlo los concejales de gobierno y oposición, con lo que la paciencia del vecino se verá a prueba.